Primera Plana

APOYO AL ALCALDE GIMÉNEZ: Los comisionados de Miami Dade deben apoyar el veto del alcalde por el bien de nuestra economía

Alcalde Gimenez 2
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 30 DE MAYO DE 2018, nhr.com—Ayer martes, el  sindicato que quiere representar a empleados del aeropuerto de Miami, eligieron un establecimiento Starbucks para llamar la atención a los Comisionados del condado para que anulen el veto que hiciera el pasado 23 de mayo el acalde Giménez, a una ordenanza que obligaba a los concesionarios de MIA aumentar el sueldo de sus empleados de acuerdo con el costo de vida, el sindicato Unite Here alega que los trabajadores tienen bajos salarios y deberían ganar más en el aeropuerto de Miami-Dade.

La semana pasada, el alcalde Carlos Giménez vetó la ordenanza alegando que las reglas propuestas que rigen a los concesionarios en el aeropuerto internacional de Miami y otras instalaciones del Condado pondrían en peligro los arrendamientos pendientes, incluyendo uno con Starbucks, que fue el escogido por los líderes del sindicato para “piquetear” ayer.

Los líderes sindicales dicen que el veto de Giménez fue un golpe duro a los trabajadores de MIA que dicen ganan menos, sin embargo mientras que el salario mínimo impuesto en Florida es de $8.35, los empleados de la mayoría de las concesiones es $11.00 por horas.

En Miami International existen más de 200 tiendas y restaurantes que podrían ser afectados por la ordenanza en caso que los comisionados reviertan el veto de Giménez, pero sólo después de que sus contratos existentes con Miami-Dade expiren.

La Ordenanza sólo se aplica a los arrendamientos nuevos o renovados, por lo que los inquilinos actuales no verían cambios inmediatos si la nueva ley tuviera efecto sobre el veto del alcalde, pero esto tendría un impacto negativo para que futuras compañías quieran hacer negocios con Miami Dade, ya que esta imposición no se ajusta al tradicional sistema de libre empresa.

La Ordenanza que aprobó la comisión de Miami por una pegada votación de 7 a 5 el 15 de mayo crearía una regla de salario mucho más amplia que la de Broward, que apunta a las concesiones aeroportuarias pero no a los inquilinos del condado en general.

Giménez dijo que la ordenanza sería un impedimento en los esfuerzos de Miami-Dade para impulsar la economía mediante el uso de la propiedad del condado para atraer a las empresas con fines de lucro.

Señaló los posibles acuerdos que podrían verse perjudicados por las normas salariales, incluidos los proyectos de reurbanización en las estaciones de Metrorail y otros negocios que planean venir a Miami Dade..

El sindicato les dice a los trabajadores que la ordenanza sería un beneficio para la fuerza de trabajo por el aumento de salarios, sin embargo no les dice que tendrán que pagar una cuota más alta de membrecía al sindicato.

Ahora en la próxima reunión de la Junta de Comisionados, los 12 oficiales electos podrían revocar el veto del alcalde con ocho votos, eso requeriría cambiar un voto del otro lado, y esto sería un verdadero golpe a nuestro sistema democrático de libre empresa, ya que un gobierno no debe obligar a un empleador pagar un salario más allá del que requieren las leyes laborales, eso debe ser del libre albedrio de los propietarios de los negocios, igual derecho tiene el empleado de permanecer en ese empleo o buscar otro.

Los organizadores del sindicato escogieron realizar una demostración frente al establecimiento Starbucks, “si la ordenanza existiera, los empleados de esa cafetería en MIA ganarían un salario más alto que el mismo negocio que está en LeJeune Rd a solo 20 cuadras del aeropuerto”, nos dijo un funcionario del condado que no está de acuerdo con la ordenanza.

Hemos escuchado los micrófonos abiertos de la radio de Miami y las tertulias callejeras, donde se ha criticado mucho al comisionado Xavier Suarez quien fue el único de los comisionados cubano-americanos que se unió al grupo de los que quieren imponer esta arbitraria norma salarial.

El alcalde Carlos Giménez hizo bien con vetar la ordenanza aprobada por los comisionados de Miami Dade Audrey M. Edmonson, Jean Monestime, Sally Heyman, Xavier Suarez, Daniella Levine Cava, Dennis Moss y por supuesto Bárbara Jordan patrocinadora de la misma, y rechazada por el Presidente de la comisión Esteban Bovo, José “Pepe ” Díaz, Joe Martínez, Rebeca Sosa y Javier Souto, estos comisionados se deben mantener firmes en su voto, y rechazar la imposición de sus 7 colegas que solo miran el aspecto político y no el beneficio del condado para que trabajan.

Esta vez los comisionados deben apoyar al alcalde Carlos Giménez.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario