Primera Plana

COMISIONADOS HICIERON BIEN: En sostener el VETO del alcalde Giménez sobre ordenanza impositiva

Comision Miami Dade
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 6 DE JUNIO DEL 2018, nhr.com—Los 5 comisionados de Miami Dade que votaron en contra de la ordenanza impositiva que obligaba a los empleadores de cualquier negocio que estuviera en propiedad del condado aumentarle el salario de acuerdo con el costo de vida, hicieron lo correcto, y con su voto lograron eliminar la ley y que prevaleciera el veto del alcalde Carlos Giménez.

Los comisionados, Esteban Bovo presidente de la Junta, y Joe Martínez, José Pepe Díaz, Rebeca Sosa y Javier Souto mantuvieron su voto inicial dando al traste con la ordenanza impositiva.

Fue el pasado 15 de mayo en que la Comisión aprobó la ordenanza que enmendaba la cláusula del salario mínimo en el condado, solo a los empleados de los negocios ubicados en propiedades arrendadas al condado.

La ordenanza estaba patrocinada por los comisionados Bárbara Jordan y Jean Monestime, los cuales estaban presionados por los sindicatos que deseaban una ordenanza que les ayudara a la creación de nuevos miembros ya que la situación de las uniones en estos momentos es crítica y necesitan atraer mas miembros, de acuerdo con fuentes allegadas.

En la reunión de ayer, Xavier Suarez, uno de los comisionados que votó por la ordenanza, presentó la moción que llevó a la votación para eliminar el VETO del alcalde sin tener éxito.

De acuerdo con fuentes allegadas al ex alcalde Suarez, fueron los sindicatos los que le presionaron para que votara a favor del la ordenanza bajo la promesa que lo ayudarían para sus aspiraciones a la alcaldía en el 2020.

Los sindicatos le cobran una tarifa mensual a cada miembro del Local a donde pertenezca, esto puede variar entre $25 y $30 dólares mensuales.

Otro detalle que movió a los comisionados a mantener el veto, es que la ordenanza era selectiva ya que excluía a las aerolíneas y los empleados de cruceros del aumento y a cualquier empresa que realizara construcción o trabajos de ingeniería en el condado.

De mantenerse esta ordenanza hubiese traído un efecto negativo sobre varios proyectos del condado.

El propio alcalde Giménez cito varias iniciativas que irían a verse perjudicadas como las nuevas tiendas que abrirían en MIA, poniendo en peligro los ingresos al condado.

La comisionada Bárbara Jordan patrocinadora de la ordenanza alegó que Broward ya tiene una ordenanza similar solo en el aeropuerto, sin embargo lo que no dijo que la aerolínea Delta fue excluida de pagarles a sus empleados el sueldo de acuerdo con el costo de vida.

La comisionada liberal Daniella Levine Cava, declaró que “los empleados que trabajan en propiedades del condado no pueden estar sujetos a salarios de pobreza”, ¿pero que le dice a los miles de otros empleados que trabajan en las mismas empresas pero fuera del aeropuerto que no están sujetos al aumento?.

Por ejemplo, un lavaplatos o camarera de la Carreta y Versailles de la calle 8 no ganarían igual que uno del aeropuerto trabajando en la misma empresa.

El comisionado José Pepe Díaz dio una solución justa limitar la normativa del salario a los negocios del aeropuerto incluyendo las aerolíneas, eso no fue aceptado por los comisionados del SI.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario