Restaurantes

COMO ELABORAR CHORIZOS ESPAÑOLES EN CASA, (VEA VIDEO)

Spanish chorizo sausage with rosemary on rustic board
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 6 DE ENERO DE 2016, nhr.com—Varios amigos que saben de mi amor por la cocina me han preguntado si yo sé fabricar chorizos españoles, confieso que solamente dos veces he fabricado con mi amigo Mario Pinera algunos chorizos españoles que nos han quedado muy buenos.

Sin embargo este tipo de cosas como el chorizo español o el jamón serrando prefiero no complicarme mucho la vida y comprarlos hechos, además después que comí los hechos por mi amiga Lola de Lola’s Gourmet, no hace falta hacer chorizos caseros, los de Lolas son los mejores, y para ser sincero, en estos días no conozco a nadie que elabore sus propios chorizos en la casa. De todas maneras un fuerte abrazo y aquí va la receta.

Chorizo español de cerdo

2 libras de carne de cerdo 40 grs. De pimentón (dulce o mitad dulce y mitad picante), Sal fina a su gusto 2 dientes de ajo machacados, agua, Varias tiras de tripa de cerdo. (Para este último ingrediente pregunte en alguna carnicería ellos te ayudaran. Se corta la carne de cerdo y se pone en un embase, junto con el pimentón y los ajos machacados con un poco de agua. Se mezcla bien y se sazona con sal, puede probar para determinar el grado de salado.

Se coloca al refrigerador y se deja reposar una noche. A la tripa la deja en un recipiente con agua fría y se deja reposar también una noche en el refrigerador.

Al día siguiente, se prepara el chorizo: se escurre la tripa, sin llegar a secarlo, y se ata en un extremo con un hilo grueso de cocina (que no sea plástico), sin cortarlo, para luego atar con el mismo el otro extremo.

Con la ayuda de una maquina de moler coloca los equipos para embutidos, y se van rellenando las tripas con la carne sazonada, haciendo los chorizos.

Al finalizar de rellenar las tripas con toda la carne sazonada entonces se ata el otro extremo de la tripa.

Con un alfiler se pincha todo el chorizo con y se deja secar unos días en sitio fresco y seco (puede ser en el refrigerador) o lo puedes utilizar en menos tiempo pero un poco más blando.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario