Newsletter Primera Plana

Después de tantos años, ¿no será tiempo suficiente para cambios en la Comisión de Ética de Miami Dade?

Carlos Hernandez
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 19 DE OCTUBRE DE 2017, nhr.com—No cabe dudas que en la controversia entre el alcalde de Hialeah Carlos Hernández y la Comisión de Ética de Miami Dade, el primero es quien tiene la razón, ya que Joseph Centorino y su Comisión de Ética, “lo menos que tiene es Ética y se maneja como un negocio privado”, de acuerdo con funcionarios del Condado que nos pidió no fuera divulgado su nombre.

Carlos Hernandez 21

De acuerdo con ese funcionario, la entidad se maneja a los antojos de “los pejes gordos” del condado, “hay mucha influencia y se tiene esa agencia para “meter miedo”, nos dijo.

La petición del alcalde de Hialeah Carlos Hernández, hecha el pasado martes ante la comisión del condado de que “es el momento de que él los comisionados cuestionen la integridad de la Comisión de Ética”, debe ser escuchada e iniciarse una investigación interna que demuestre las irregularidades que se cometen en las investigaciones que realiza la Comisión de Ética y sus miembros, y hacer cambios desde “arriba”.

Como hemos informado, el alcalde Hernández se presentó frente a la comisión del condado el pasado martes, gracias a la oportunidad que le diera el Presidente de la Junta, Esteban Bovo y mostró las pruebas contra Centorino y su comisión.

Hernández se queja de algo que publicamos a finales de febrero cuando denunciamos un seminario que Centorino y la comisión de ética organizaron en el Barry University sobre “los retos legales y éticos que significaría hacer negocios con Cuba, después de a las relaciones con la isla.

Según el alcalde de Hialeah, “no tendría problema si ese seminario hubiera sido organizado por entidades privadas, pero se hicieron utilizaron fondos públicos, señaló en su presentación ante la Junta de Comisionados y añadió, “Centorino le mintió al pueblo cuando dijo que ese seminario no le iba a costar un centavo a los contribuyentes”.

La petición de Hernández para que se investigue la tarea de Centorino, y los miembros del ente fiscalizador así como su equipo de investigadores, quienes reciben altos salarios, debe ser tomada en cuenta por la Junta de Comisionada.

Y tiene razón el alcalde Hernández, la creación de la Comisión de Ética no es para educar a los funcionarios públicos, a los cabilderos o consultores políticos, ellos están para investigar cualquier sospecha de corrupción pública.

Se desconoce que hay detrás de aquel seminario, pero esto se debe explicar y algo más que se debe tomar en cuenta es el largo paso de Centorino por la Comisión de Ética, ¿no será tiempo ya de cambio?.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario