Elecciones 2017

DONALD TRUMP: “Americanos somos soñadores también”, y “América Primero”, fueron las frases de la noche, aplaudido 111 veces

State of the Union
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 31 DE ENERO DE 2018, nhr.com—Como se esperaba, el presidente Donald Trump ofreció anoche si discurso sobre el Estado de la Nación en su primer ano en la presidencia, y como de costumbre ha traído criticas de los demócratas llorones y la prensa liberal que no están de acuerdo con el programa del presidente de PRIMERO AMÉRICA y de hacer AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ.

En este primer discurso sobre el Estado de la Unión Donald Trump fue aplaudido 111 veces, fue un Trump moderado y conciliador proclamó un Nuevo Momento Americano e hizo un llamado a la unidad, el presidente presento a varios invitados que de una manera u otra han servido a la nación, salvando vidas y en algunas ocasiones las dieron por su país y claro enumero algunos de los problemas de que nos trae la inmigración ilegal la que nos trae crimen, mucha droga por la frontera y el terrorismo, y le pidió al Congreso que aprobara los fondos necesarios para la construcción de muro, anunciando que mantendrá abierta la prisión de Guantánamo.

Trump pidió a todos los congresista reunidos en el Capitolio, “dejar de lado nuestras diferencias, buscar un terreno común y convocar a la unidad que debemos brindar a las personas a las que fuimos elegidos para servir”, estas palabras trajo una gran ovación por parte de los presentes, menos los representantes y senadores demócrata que permanecían sentados sin aplaudir.

Trump ofreció anoche una frase cargada de optimismo, diciendo “este es de hecho nuestro nuevo momento Americano, nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño Americano, porque los americanos también somos soñadores”, haciendo alusión a la campaña demócrata de darle a los “dreamers” estatus legal.

Explicó un ambicioso plan de obras públicas por US$ 1,5 billón de dólares, una iniciativa que tiene respaldo de demócratas y republicanos,

“Estados Unidos es una nación de constructores”, dijo haciendo otro llamado a la unidad, “les pido a ambas partes que se unan para brindarnos una infraestructura segura, rápida, confiable y moderna que nuestra economía necesita y nuestro pueblo se merece”.

Trump enumeró sus éxitos durante el primer año de gestión y la bonanza económica que a traído, desde la creación de millones de nuevos empleos hasta la construcción de nuevas industrias que han decidido regresar al país por las eliminaciones de regulaciones y su ley de recortes de impuestos.

El tono de Trump fue muy distinto al que se presenta en las reuniones políticas, agresivo y que le dio la presidencia por su agresividad política, este fue un presidente estándar.

Cuando el mandatario tocó un tema que definió su ascenso político, la inmigración, arrancó fuertes aplausos al señalar que durante décadas, las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas lleguen a nuestras comunidades más vulnerables.

“Han permitido que millones de trabajadores con bajos salarios compitan por empleos y salarios contra los estadounidenses más pobres y lo más trágico es que han causado la pérdida de muchas vidas inocentes”, algo que a muchos no les gusta, pero que es realidad.

Trump aunque celebro el aporte que la inmigración legal ha hecho a nuestro país y explicó que la inmigración ilegal trae mucho crimen y drogas, dijo que el último ataque terrorista en Nueva York fue posible gracias al sorteo de residencias y la “inmigración en cadena”, una referencia no muy bien recibida por los demócratas, que prefieren hablar de “reunificación familiar” porque eso les trae muchos votos.

En el tema de inmigración no podía faltar su batalla principal, Trump solicito fondos para el muro y para contratar más agentes fronterizo.

El presidente le ofreció un camino a la ciudadanía a los jóvenes indocumentados llamados “dreamers”, diciendo que en su nueva reforma migratoria contempla darle ciudadanía a “un millón 800 mil indocumentados” un millón más de los que hasta ahora se han mencionado.

El presidente Donald Trump defendió el derecho a portar armas y la libertad religiosa, anunció que mantendría la prisión de Guantánamo abierta, para llevar allí a los criminales terroristas que sean cazados en actos delictivos.

A pesar de los intentos de Barack Obama de cerrar la prisión para complacer a los comunistas cubanos que también lo solicitan, nunca logro cumplir su deseo, por el contrario estúpidamente dejo en libertad a muchos de esos terroristas que luego se incorporaron a la lucha en contra de nuestro país.

No cabe duda que fue un discurso de unidad, que por ver las caras de los líderes demócratas no ha sido bien recibido por ellos, ya que lo único que quieren es el poder, aun no se recuperan de la patada que le dieron a Hillary Clinton, de acuerdo con una encuesta dada a conocer esta mañana por la cadena NBC, un 76% recibio favorablemente el discurso del primer mandatario.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario