Primera Plana

ESCÁNDALO: Hillary Clinton secuestró al Partido Demócrata para traicionar a Bernie Sanders

Brazile, Hillary and Debbe
Escrito por Nelson Horta

• Esta noticia no la leerá, escuchará o verá en la prensa liberal, al menos por ahora.

 

MIAMI 3 DE NOVIEMBRE DE 2017, nhr.com—Hillary Clinton secuestró el Comité Nacional Demócrata en beneficio propio, robándole de esa manera la posible nominación a su contrincante, el también demócrata Bernie Sanders.

Esto lo dice ahora Donna Brazile, ex Presidenta interina del Comité Nacional Demócrata, añadiendo que esto habia abierto un caos financiero en el DNC y dijo que la campaña presidencial de Hillary obtuvo control del Comité antes de que Clinton fuera la candidata del partido.

Brazile, Hillary and Debbe 2

Estas revelaciones de Brazile aparecen en un extracto del libro de sus memorias tituladas Hacks: The Inside Story of the Break-ins and Breakdowns That Put Donald Trump in the White House”, donde revela la historia interna del robos y averías que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca, y que sale a la venta este martes 7 de noviembre.

En el mismo, ella describe como investigó que la campaña de Clinton convino con la entonces dirigencia del Comité del Partido para mantener financieramente a flote al DNC, “Clinton quería ejercer el control de sus operaciones,” escribe Brazile en el diario.

Según lo escrito en su libro dice que pudo ver que todo era “oscuro sobre la situación financiera del Comité” cuando ella asumió el control como Presidente interina.

Brazile escribe que la congresista Debbie Wasserman Schultz (D-FLA.), entonces presidenta del DCN, “no estaba muy interesada en controlar el partido, solo complacer a los Clinton.

Brazile señala en su libro que Wasserman Schultz había permitido que el DNC gastara exageradamente para llegar a que estuviera fuera de control para llegar al acuerdo con la campaña de Clinton “para que sacaran al DNC del caos económico”.

El fragmento concluye diciendo que “diariamente se recibían llamadas telefónicas del oponente demócrata de Clinton en 2016, el senador Bernie Sanders, quien se quejaba que la campaña de Clinton había tomado el poder sobre las finanzas de la DNC.

“Cuando colgué con la llamada de Bernie, comencé a llorar, no por culpa sino por enojo” escribe en su libro, y concluye, me dije, sigamos hacia adelante, había que ganar.

Representantes de Clinton y Sanders asi como de la congresista Debbie Wasserman Schultz y el ex presidente Barack Obama no respondieron de inmediato a las escandalosas declaraciones de Donna Brazile. 

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario