Noticias Locales

FPL: Política de Coral Gables de sembrar árboles gigantes y no podarlos, contribuye a caida del servicio durante un Huracán

FPL
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 21 DE SEPTIEMBRE DE 2017, nhr.com—Después del azote del Huracán Irma, Coral Gables como casi todo el condado Miami Dade quedó sin electricidad, esto trajo una agria controversia entre funcionarios de la Ciudad Bella y la Florida Power and Light, FPL.

El pasado jueves 14 y durante una sesión especial los comisionados y la administración de Coral Gables criticaron a la FPL por la lentitud con la que estaban restableciendo el servicio eléctrico.

Patricia Keon

En esa reunión especial la Vice alcaldesa Patricia Keon le dijo a un funcionario de la FPL presente, “Regrese y dígale a su gente de FPL que estamos cansados de ser dependientes de un monopolio y en una Comisión de servicio público que no obliga a FPL a comportarse…”

Al día siguiente (15 de septiembre) los abogados de la ciudad enviaron una carta a FPL dando un ultimátum a la empresa: restaurar el servicio eléctrico a través de la ciudad para el domingo 17 de septiembre o someterse a “una multa de $500 por día consistente con la sección 2-203 de la ciudad de Coral Gables código y multas de hasta $15.000 acorde con la sección 162.09, estatutos de Florida.”

Muchas personas han visto esta actitud de los funcionarios de Coral Gables como un síntoma de arrogancia, ya que, Irma afectoo a los 35 condados y las 27.000 millas cuadradas donde la empresa sirve.

Y esto porque, de todos los municipios devastados por el Huracán Irma en la Florida, Coral Gables fue probablemente es la que tiene menos derecho a señalar con el dedo el restablecimiento del servicio eléctrico.

Arboles de Coral Gables

Y de acuerdo con la FPL, lo más importante, fue que durante la reunión de 90 minutos los comisionados no le contaron a sus residentes que la FPL les había advertido sobre la práctica de Coral Gables de plantar  árboles enormes en el lugares equivocado, y además no podan regularmente los mismo porque la práctica y política de la ciudad es la enorme vegetación que invitan a la interrupción con solo un poco de viento severo.

De acuerdo con un funcionario de la FPL, los comisionados deben tener una conversación seria sobre comenzarse a instalar las líneas eléctricas subterráneas para cuando las tormentas lleguen no ocurra la caída del servicio, añadiendo, “ellos no deben plantar árboles gigantes en Coral Gables.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario