Elecciones 2017 Newsletter

Continúan las “Viudas de Hillary” tratando de convertir el Revés en Victoria, echándole la culpa a Putin y Rusia

Hillary supporters crying
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 20 DE ENERO DE 2017, nhr.com—Las “viudas de Hillary” o los demócratas llorones que no se recuperan de la patada por el trasero que Donald Trump le dio a Hillary Clinton, ahora dicen que el presidente electo es ilegitimo, adoptando una vieja táctica comunista que dice, “Convirtamos el revés en victoria”, y ahora le echan la culpa del fracaso de Hillary a Putin y Rusia.

Los comunistas cada vez que algo le sale mal, buscan a quien culpar para aparentar que no fueron ellos los culpables del fracaso.

Unos 63 representantes izquierdistas demócratas han decidió no asistir hoy a la ceremonia de Toma de Posesión del Presidente Doanld Trump, como malos perdedores los congresistas liderados por John Lewis viejo representante que ha vivido toda su vida de los golpes que le dieron durante la demostración en Selma junto con el verdadero líder del Movimiento de Derechos Civiles Martin Luther King, creyéndose que es intocable ha logrado reunión a poco mas de 60 legisladores que dicen que Trump no es legitimo, algo que da risas.

Pero a estas alturas del combate, a quien le importa lo que estas “viudas de Hillary” o los demócratas llorones hagan o pienses, Donald Trump obtuvo la victoria y hoy se convertirá en el presidente numero 45 de la nación y de nuevo AMÉRICA SERÁ GRANDE OTRA VEZ.

Estos boicoteadores de “pan con mantequilla”, alegan que los rusos intervinieron en las elecciones y que Hillary hubiese ganado si no fuera por esa intervención.

Pero la verdad es que si lo rusos “hackearon”, lo hicieron a las cuentas de altos miembros del partido demócrata y gracias a eso logramos conocer las “marañas” que ilegalmente hacían estos políticos, no solo contra Donald Trump, sino también contra el candidato de su propio partido Bernie Sanders, sin embargo la realidad no apoya sus quejas, los servicios de inteligencias han señalado que quien fuera el que haya “hackeado”, no intervinieron en las maquinas de votar como nos quieren hacer creer.

Y Hillary perdió porque nadie hizo caso a las palabras del presidente Barack Obama en su elocuente discurso de apoyo a la candidata demócrata y donde les pidió a sus simpatizantes que no olvidaran su legado y votaran por Hillary, Obama dijo el sábado 17 de septiembre lo siguiente:

“Voy a considerarlo como un insulto personal, un insulto a mi legado si esta comunidad baja la guardia y no se activa en esta elección”, dijo Obama enérgico. “¿Quieren darme una buena despedida? Vayan a votar.”

Aparentemente el pueblo lo insultó y votaron por Donald Trump, incluso en estados tradicionalmente demócratas prefirieron el mensaje del magnate multimillonario al del organizador comunitario convertido en presidente.

La presidencia de Obama ha pasado como un gran “entre paréntesis” en la historia política de Estados Unidos, y por eso está tratando de convertir el chasco de Hillary y su partido demócrata en una victoria, algo que ha aprendido de su mentor Saul Alinsky creador del “Manual para Radicales”, una especie de cartilla para los “cabezas calientes” que quisieran ver sucumbir la democracia estadounidense.

Nacido de padres rusos judíos en Chicago en 1909, Saul Alinsky era un comunista/marxista compañero-viajero que ayudó a establecer las tácticas de infiltración, juntada con una medida de confrontación–que han sido centrales a movimientos políticos revolucionarios en los Estados Unidos en las últimas décadas.

Obama ayudó a financiar Alinsky Academy, con una recaudación de fondos sin fines de lucro en la que Obama sirvió entre diciembre del 1999 al 2002, y proporcionaba capital financiero y posterior puesto en marcha la Academia.

Obama se sentó en la Junta Directiva del fondo no lucrativo junto a William Ayers, fundador de la organización terrorista nacional Weather Underground con sede en la zona del Medio oeste y a quien se describe como uno de las organizaciones terroristas más antiguos del país y escuelas más conocidas de las organizaciones comunitarias, organizaciones ciudadanas y personas comprometidas con el cambio social progresista.

La academia enseñaba tácticas de Alinsky para organizar las comunidades”, algo similar a los comités de defensa de la Revolución comunista cubana.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario