Primera Plana

ABSURDA ORDENANZA: El alcalde Carlos Giménez debe vetar ley aprobada por 7 comisionados

Comision Miami Dade
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 16 DE MAYO DEL 2018, nhr.com—Una nueva ordenanza del Condado requiere que las empresas que alquilen espacios propiedad de Miami-Dade tendrán que pagar a los empleados un salario de acuerdo al estándar de vida, una regla que podría significar varios dólares más por hora para los trabajadores con salarios más bajos en el aeropuerto internacional de Miami y otras instalaciones del condado.

Eso sería alrededor del 80 por ciento más alto que el salario mínimo de $8,25 por hora de Florida.

La ya controversial ordenanza creará un aumento de precios en el aeropuerto y el Puerto, y los concesionarios irían a recuperar el gasto extra cobrándoselo a los pasajeros y propios empleados que consuman en sus negocios.

Barbara Jordan

La resolución presentada por la comisionada Bárbara Jordan se aprobó ayer y es el último ejemplo de que Miami-Dade está ampliando su autoridad para imponerle requisitos salariales a las empresas que hacen negocios con el gobierno del condado.

Ya el Condado le ha requerido a la mayoría de los concesionarios que paguen un salario digno, definido como $15 por hora para los empleadores que no ofrecen beneficios.

El alcalde Carlos Giménez tiene 10 días para decidir si vetar la legislación, que pasó como algo de sorpresa el martes.

Pero la patrocinadora Bárbara Jordan amenazó que si había un veto estaria de vuelta para un segundo intento.

La ordenanza pasó estrechamente 7-5. El alcalde Giménez no participó en la discusión de ayer martes y dijo que él decidiría más adelante si rechazar la legislación, algo que los residentes de Miami Dade y los pasajeros tanto del Puerto como del Aeropuerto verían con buenos ojos, ya que al final serian ellos los que paguen el aumento obligado de salarios.

La propuesta trajo una advertencia de los concesionarios del aeropuerto que aseguraron que los clientes y el público terminarían pagando por los salarios inflados, a través de precios más altos.

Además la ordenanza es enjuta con los concesionarios del aeropuerto y del Puerto, ya que tiene exenciones para las compañías aéreas, las líneas de crucero, las organizaciones sin fines de lucro de la comunidad, y los arrendatarios del sistema del hospital de Jackson.

Las nuevas reglas (si fuera firmada por el alcalde), se aplicarían a las renovaciones de arrendamiento, así como decenas de oficinas de propiedad del Condado, tiendas y restaurantes en toda la cartera de propiedades del Condado, que incluye Port of Miami, desarrollos comerciales en las estaciones de Metrorail, y edificios comunitarios y Parques.

Los comisionados que votan en contra de la propuesta de Bárbara Jordan fueron el Presidente de la Junta Esteban Bovo, José “Pepe” Díaz, Joe Martínez, Rebeca Sosa y Javier Souto.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario