Elecciones 2017

PAQUISTANÍES EN EL CONGRESO: 44 Demócratas incluyendo Debbie Wasserman Schultz no requirieron antecedentes penales a Paquistanos

Debbie Wasserman
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 2 DE ABRIL DE 2018, nhr.com—Para demostrar que en la era de Barack Obama, los demócratas hacían y deshacían durante el fin de semana nos enteramos de algo que ser verdaderamente increíble puso en riesgo la seguridad nacional.

Resulta que cada uno de los 44 representantes demócratas que contrataron como ayudantes de la Tecnología de Internet nacidos en Pakistán que más tarde tuvieron “acceso no autorizado” a los datos del Congreso fueron eximidos de los controles de antecedentes o sea el llamado “background checks” de acuerdo con algunos documentos del Congreso.

Una de esas funcionarias democratas envueltas en este escándalo es la representante del sur de Florida Debbie Wasserman Schultz.

Paquistano con Debbie

Todos estos representantes demócratas parecen haber renunciado a las comprobaciones de antecedentes de Imran Awan y sus familiares, a pesar de que la familia de los administradores del servidor podría leer colectivamente todos los correos electrónicos y archivos “Top Secrets” de 1 de cada 5 representantes demócratas, y a pesar de los chequeos de antecedentes que se recomiendan para tales posiciones, de acuerdo con el informe del Inspector General.

La política de seguridad del Congreso requiere que las oficinas rellenen un formulario que acredite que han iniciado comprobaciones de antecedentes.

Entre las banderas rojas en los registros de la esposa de Awan Abid’s se encontraba una bancarrota de $1,1 millones; seis pleitos contra Awan o una compañía que él poseyó; y por lo menos tres condenas por delitos menores, incluyendo por DUI y conducir en una licencia suspendida, de acuerdo con los registros de un tribunal de Virginia.

Los expedientes públicos de la corte demuestran que Imran y Abid’s poseían un concesionario de automóviles y tomó $100,000 de un funcionario del gobierno iraquí que es un fugitivo de las autoridades de estadounidenses.

Numerosos miembros de la familia fueron atados a compañías “LLC” secretas tales como New Dawn 2001, que funcionaban desde la residencia de Imran, según demuestran de los expedientes de la Corporación de Virginia.

Imran era tema continuo de la policía por llamadas repetidas hechas por varias mujeres y tenía condenas múltiples por delito menores por varias ofensas, según los expedientes de la corte.

Un par de informes estrechamente sostenidos sobre Imran Awan, sus hermanos Anwar y Jamal, su esposa Hina Alvi, y su amigo Rao Abbas, no fueron investigados.

A los paquistanos eran descritos como “empleados compartidos” que significa que todos fueron contratados como empleados a tiempo parciales, por miembros individuales, improvisando juntos $165.000 salarios.

Jamal comenzó a tener ese salario a sólo 20 años de edad, de acuerdo con los registros de nóminas del Congreso, y de acuerdo con su madrastra, “nunca fue a la Universidad”; y la experiencia laboral más reciente de otro del grupo, Rao Abbas es que fue despedido de un Mcdonald’s, según su compañera de cuarto.

Entre los 44 representantes demócratas, la principal defensora de los sospechosos ha sido la representante Debbie Wasserman Schultz quien representa el condado Broward.

Irónicamente esta misma representante introdujo un proyecto de ley el lunes pasado que requeriría controles de antecedentes de los estadounidenses que compren balas para las armas de fuego, “sin balas un arma es sólo un trozo de metal inútil”, dijo, sin embargo algo tan importante como el “background checks” para sus protegidos de Paquistán, eso no es peligroso para la representante Debby Wasserman Schultz.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario