Elecciones 2017 Newsletter

Prensa liberal esta en peores condiciones de salud mental que el presidente Donald Trump, según el médico personal

Ronni Jackson
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 17 DE ENERO DE 2018, nhr.com—Y ayer volvió a ocurrir y la prensa liberal y sus reporteros y presentadores volvieron a llorar, ellos preferían haber escuchado al médico privado del Presidente Donald Trump Ronny Jackson, decirles que el primer mandatario estaba en mal de salud, que estaba demente y en grave estado terminal, pero fue todo los contrario, la burbuja en que los periodistas liberales viven explotó y su conspiración sobre la presunta demencia de Trump quedó aclarada.

Casi la mayoría de los miembros de la prensa izquierdista al servicio del Partido Demócrata han estado asegurando hasta ayer que Donald Trump padecía de una enfermedad mental, muy lejos de la verdad, “el presidente está en excelente estado de salud”, dijo Jackson quien fuera el médico de George W Bush y Barack Hussein Obama.

White House, Presidential physician Ronny Jackson answers question about U.S. President Donald Trump's health after the president's annual physical during the daily briefing at the White House in Washington, DC, U.S., January 16, 2018. REUTERS/Carlos Barria

“El presidente Donald Trump tiene una salud excelente y no tiene ningún problema epistémico, aunque quiere perder 10 o 15 libras porque pesa 239 libras”, declaró el médico.

Jackson desalentó a los reporteros de la Casa Blanca en su mayoría liberales al decirles, “está en forma para ejercer su deber como presidente, durante el resto de su mandato e incluso durante el resto de otros cuatro años si es elegido en el 2020”, dijo durante la rueda de prensa.

Dr Ronni Jackson 2

Trump, que tiene 71 años, se había sometido el pasado viernes al su primer examen médico anual estando sirviendo como presidente, y aunque su doctor no tenía previsto examinar su salud mental, decidió hacerlo porque el mismo Trump se lo pidió.

“No tengo ninguna preocupación sobre su capacidad mental”, expresó Jackson, quien sometió al presidente a un examen de Evaluación Cognitiva que permite conocer si existen problemas leves de la mente, de acuerdo con Jackson “le hice 30 preguntas y el presidente acertó las 30”.

A insistencia de los reporteros liberales sobre la salud mental del presidente, Jackson les dijo:

Dr Ronni Jackson 3

“no veo en absoluto ninguna razón para pensar que el presidente pueda tener ningún problema en absoluto con su razonamiento, su mente es muy aguda, está intacta”, concluyó el médico callándole la boca a la histeria liberal.

Según Jackson este procedimiento jamás se había aplicado a ningún otro presidente estadounidense, aparentemente Trump quiso hacérselo para callar las especulaciones sobre su estado de salud mental, después de la publicación del libro del escritor Michael Wolff que asegura que el presidente está en delicado estado de salud mental.

De acuerdo con el médico al presidente no le gusta la idea de someterse a ejercicios diarios, “a él le entusiasma más la parte de la dieta que la del ejercicio, pero vamos a hacer las dos cosas’, dijo en la rueda de prensa.

Su presión sanguínea está en el rango normal, de 122 sobre 74, y su colesterol es algo elevado, con un total de 223, pero el Presidente toma un medicamento llamado Crestor para controlar ese problema, y su doctor planea aumentarle la dosis porque hasta ahora era muy “baja”.

Sin embargo, habitualmente el presidente duerme entre 4 y 5 horas diarias, pero no le pareció preocuparle eso.

El médico dijo que gracias a que Trump a tenido una vida entera sin tomar alcohol, tabaco o drogas, es que tiene una “excelente salud cardiaca” y aseguró que no tiene ninguna adicción, concluyendo que Trump tiene unos genes increíbles.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario