Elecciones 2017

Se podría en las próximas horas anunciarse la designación de un Fiscal Especial para investigar los turbios negocios de los Clinton

Jeff Sessiones 3
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 14 DE NOVIEMBRE DE 2017, nhr.com—El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, valora designar un fiscal especial que inicie una investigación sobre las turbias negociaciones relacionadas con la ex candidata demócrata Hillary Clinton y la Fundación de su marido el ex presidente Bill Clinton.

La investigación, según fuentes en Washington, incluiría irregularidades de la Fundación Clinton y el controvertido acuerdo con Rusia para minar uranio que Estados Unidos firmó en 2010, cuando Clinton era secretaria de Estado, y las posteriores controversiales donaciones hechas por Rusia a la Fundación Clinton.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha criticado de forma vehemente a su propio Departamento de Justicia por la investigación que su campaña enfrenta por los supuestos nexos con Rusia, mientras los demócratas salen impunes de esas presuntas irregularidades.

“Deberían investigar a los demócratas”, dijo Trump a principios de este mes.

Además de Trump, la investigación especial contra los demócratas ha sido solicitada por el presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja de Estados Unidos, el republicano Robert Goodlatte, con el apoyo del aparato legislativo conservador.

En una carta en respuesta a Goodlatte, el Departamento de Justicia asegura que se está “evaluando” su petición y que será Sessions quien decida si “asuntos que no están bajo investigación deben abrirse, si deben destinarse más recursos a investigaciones en curso o si ameritan nombrar un fiscal especial”.

Los republicanos quieren que se investigue si Clinton pudo tomar decisiones influidas por donaciones extranjeras a su fundación cuando era secretaria de Estado entre 2009 y 2013.

Especial énfasis se ha puesto en la venta a Rusia por parte de la empresa canadiense Uranium One, ya que como controlaba un quinto de la producción de uranio en Estados Unidos tuvo que ser aprobada por una comisión integrada por funcionarios estadounidenses, entre ellos la entonces Secretaria de Estado Hillary Clinton.

Paralelo a esto y “coincidentemente”, la Fundación Clinton recibió millones de dólares en donaciones de personas con intereses en Uranium One y el ex presidente recibio contratos millonarios por el gobierno Ruso para realizar discursos en ese país.

Los republicanos también quieren que se investigue al FBI y a su ex director James Comey por cómo manejó la investigación contra Clinton por el uso de una cuenta privada de correo para intercambiar información secreta cuando era secretaria de Estado.

El Departamento de Justicia, bajo la dirección de Sessions, nombró en mayo al fiscal especial Robert Mueller para investigar la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de 2016 a la Casa Blanca, así como sus posibles contactos con la campaña de Trump.

Hasta el momento no se ha comprobado nada de supuestas relaciones entre la campana de Trump y el gobierno Ruso.

El equipo de Mueller ha investigado e interrogado a numerosos colaboradores de Trump sin hallar ninguna relación con los rusos, recientemente el fiscal especial presentó cargos contra el ex jefe de campaña de Donald Trump Paul Manafort, quien se encuentra en arresto domiciliario, aunque dichas acusaciones nada tienen que ver con Trump y su campaña, según dijo el propio Muller.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario