Primera Plana

Trump obliga a Demócratas y Republicanos ponerse de acuerdo en una Reforma Migratoria

DACA
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 6 DE SEPTIEMBRE DE 2017, nhr.com—El presidente Donald Trump lo dijo en sus promesas de campaña, “El programa DACA será desmantelado”,  asi es que desconozco porque el escándalo de ayer por parte de los llorones demócratas de Washington, eso no es ninguna sorpresa, al menos para muchos en Estados Unidos.

Ahora obliga a Republicanos y Demócratas aprobar una Reforma Migratoria, algo que no hizo Barack Obama.

El presidente después de análisis y reuniones con sus asesores tenía dos opciones, la cancelación súbita del programa o un desmantelamiento gradual dejando el asunto en manos del congreso, que es realmente quien tiene la obligación de hacer la ley de protección a esos 800 mil afectados por DACA.

Y es que el programa, puesto en marcha por Barack Obama, evitaba la deportación de esos 800.000 jóvenes que llegaron a EEUU siendo niños, pero de acuerdo con los tribunales, era inconstitucional e ilegal, Obama lo hizo por sus propios deseos, politiqueando.

Por tal, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, por medio del Secretario de Justicia Jeff Sessions, anunció que el programa conocido como DACA, que protege a los “dreamers” o soñadores de ser deportados ha quedado “rescindido”, al mismo tiempo ha instado al Congreso a que trabaje para buscar una alternativa antes del próximo mes de marzo. El programa protegía la expulsión a 800.000 indocumentados, ¿pero porque cuando Barack Obama tenía a las dos cámaras a su favor, no realizo una ley para proteger a los dreamers y sus familias?

De acuerdo con el fiscal general Sessions la acción ejecutiva firmada por Barack Obama en 2012 de manera “unilateral” ha supuesto una “amnistía que entre otras cosas ha contribuido al aumento de la continua entrada de menores que intentan cruzar la frontera con “terribles consecuencias humanitarias”.

Esto es lo que los izquierdistas y activistas del partido demócrata en los medios liberales no le dicen a los televidentes, su agenda es crear problema a Trump, tal y como lo ordeno David Brock en su manual “Democracy Matter, Strategic Plan for Action”.

Sin embargo mientras los llorones continúan su campaña en contra de la administración tergiversando los hechos, los DREMERS no serán deportados, mientras el congresos bipartidistas logren realizar una ley de reforma emigratoria donde impongan Ley y Orden.

El fiscal general, uno de los miembros del Ejecutivo de Donald Trump con posiciones más duras en inmigración, explicó que el departamento que dirige ha aconsejado al presidente y a la Secretaría de Seguridad Nacional que ésta debe empezar una reducción ordenada de la Acción Diferida.

También informó que la secretaría de Seguridad Nacional adjunta, Elaine Duke, ha iniciado el proceso para que el departamento lleve a cabo “de manera ordenada el cambio” y así se cumpla “el deseo de esta Administración de establecer un periodo de tiempo para que el Congreso actúe”. Sessions ha subrayado que ese es “el camino responsable”.

Ese plazo, en principio, se ha fijado hasta el próximo mes de marzo. Un tiempo en el que el Congreso -que inicia el nuevo curso hoy- podrá volver a intentar aprobar una reforma del sistema migratorio y en el que los casi 800.000 ‘dreamers’ pudieran quedar legalizados.

Después de varios meses de incertidumbre, Sessions anunció que el presidente había tomado una decisión respecto a la Acción Diferida. Horas antes de que el fiscal general se pusiera ante las cámaras, Trump dejaba claras sus intenciones en Twitter lanzando un mensaje a los legisladores. “¡Congreso, prepárese para hacer su trabajo-DACA!”

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario