Newsletter Primera Plana

Un sistema de comunicaciones y escucha ESPIA, fue la causa de los “síntomas físicos” de diplomáticos americanos en la embajada americana en La Habana

Embajada americana
Escrito por Nelson Horta

MIAMI 10 DE AGOSTO DE 2017, nhr.com— El Departamento de Estado informó este miércoles que dos diplomáticos de la Embajada de Cuba en Washington salieron de Estados Unidos luego de una serie de incidentes en la isla que dejaron allí a varios funcionarios estadounidenses con “síntomas físicos”.

Esta mañana se ha podido conocer que esos “síntomas físicos” fueron provocados por “un sistema espía de comunicación y escucha instalado previamente a que se abriera la embajada americana en La Habana”. Ayer la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo a periodistas que se pidió a los dos cubanos que se fueran de Estados Unidos el pasado 23 de mayo, después de que los estadounidenses en Cuba “denunciaran incidentes que causaron una variedad de síntomas físicos”.

Es el primer incidente de expulsión de diplomáticos entre ambos países en 15 años.

En 2002, el gobierno de George W. Bush expulsó a 14 diplomáticos cubanos a los que declaró persona non grata por presuntas “actividades hostiles a la seguridad nacional”, entre ellos a Gustavo Machín, nombrado después vicejefe del Departamento de EEUU en el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), y al cónsul José Anselmo López, esposo de Josefina Vidal, quien también abandonó la legación.

Ayer durante la conferencia de prensa Heather Nauert la portavoz, confirmó, pero declinó ofrecer detalles sobre la cantidad de estadounidenses afectados, la causa de los “síntomas físicos”, aunque aseguró que la situación ocurre desde 2016, pero como informamos a princupio de esta nota, nelsonhortareporta.com ha podido conocer que un sistema de comunicaciones y escucha espia fue la causa de la sordera.

Nauert no especificó bajo qué circunstancias los dos diplomáticos cubanos han salido de los Estados Unidos. Cuba emplea un enorme aparato de Seguridad del Estado que vigilan constantemente a cientos y posiblemente miles de personas. Los diplomáticos estadounidenses son de los más vigilados en la isla.

Es prácticamente imposible que alguien haga algo contra un diplomático estadounidense sin que lo sepa un elemento del gobierno cubano. Los funcionarios dijeron que los trabajadores llegaron a La Habana en el verano de 2016.

Como todos los diplomáticos en Cuba, ellos residen en viviendas pertenecientes y mantenidas por el gobierno de Cuba. En el otoño, los funcionarios dijeron que los diplomáticos afectados y sus esposas comenzaron a sentir síntomas de pérdida auditiva tan graves y raros que se inició una investigación, y se determinó que ellos corrían peligro. Se les permitió salir de Cuba, dijeron los funcionarios.

Ningún niño resultó afectado, pero se cree que algunos de los adultos han sufrido pérdida auditiva permanente, según los funcionarios.

Agregaron que el gobierno cubano ha rechazado cualquier nexo con esto.

Por su parte, Nauert confirmó que EEUU ha tomado el hecho con seriedad y gran preocupación, y que “hay una investigación en curso” para esclarecer el incidente.

Preguntada sobre la severidad de los “síntomas físicos” que presentaron los estadounidenses, la vocera dijo que no pusieron en riesgo la vida de los afectados.

Según Nauert, la situación solo afectó a empleados del Departamento de Estado, y no a ciudadanos privados.

Acerca del autor

Nelson Horta

Deje su comentario